¿Qué habría pasado si el 3º Concierto para Piano de Rajmáninov lo hubiera compuesto Bach en su lugar?

… ¿o si Rajmáninov hubiera nacido en el siglo XVII?

Ya hemos mencionado tanto en anteriores entradas como en El rincón de Sergéi Vasílievich cómo las cadencias eran un recurso empleado por los solistas para lucir sus habilidades improvisando, casi siempre hacia el final del primer movimiento.

De hecho, del propio Mozart, uno de los mejores improvisadores de la Historia de la Música, se piensa que muchas de sus cadencias para conciertos de piano (de las que se conservan) fueron escritas a posteriori, al publicar las obras, al pasar por escrito algunas de las que mejor le habían resultado improvisando durante la interpretación pública de sus propios conciertos.

Pero la cosa fue evolucionando y los compositores empezaron a escribir las cadencias de sus propios conciertos, en parte como ayuda al intérprete, y en parte para controlar la ejecución y que algún solista poco afortunado no arruinara la ejecución de la obra.

Así es que en caso del 3º Concierto para Piano y orquesta, Op. 30, de Rajmáninov, según muchos el concierto para piano más difícil de tocar que hay, éste escribió hasta dos cadencias, una de ellas tan complicada que dijo que era difícil hasta para sí mismo y por eso nunca la grabó en disco. Aunque probablemente otra razón sea que los discos permitían entonces un minutaje muy medido para acoplar la obra en cada cara del disco, lo que obligó a que interpretara su obra con mayor rapidez de lo que se acostumbra actualmente y empleando la cadencia corta; probablemente lo habría hecho de otra manera de haber vivido en estos días.
Para ver y escuchar ejemplos de las dos cadencias interpretadas por algunos de los mejores solistas, pásense por El rincón de Sergéi Vasílievich.

Todo esto sirva como preámbulo para algo que descubrí gracias a esta entrada del magnífico blog Cuadernos de música y literatura.

La pianista venezolana Gabriela Montero es de las pocas pianistas actuales que se atreve a improvisar en público, costumbre perdida por lo explicado anteriormente. Sin embargo ella tiene por costumbre al término de sus conciertos improvisar siempre basándose en una pieza que le indica el propio público.
En este vídeo se puede ver cómo improvisa sobre el tema principal del 3º Concierto para Piano de Rajmáninov, pero no lo hace libremente, de cualquier manera, lo hace tocando la pieza al estilo barroco, como si hubiera sido compuesta por el propio Bach.

Es realmente impresionante. Pasen y vean…

Y aquí lo hace al estilo de jazz…

Y aquí lo toca como si fuera un tango…

Y aquí Gabriela Montero improvisa sobre una obra de Bach (las Variaciones Goldberg) tocándolas con un aire entre clásico y de jazz…

En esta ocasión improvisa sobre mi Concierto favorito de Mozart, el nº 20

Y, por último, a partir de un simple acorde, construye todo un ragtime…

Anuncios

Acerca de Alienigena in alia terra

Bienvenido a Alienigena in alia terra. Vivir en otros países conlleva que a veces te sientas como un “extranjero en tierra extraña” o, como acertadamente decían los romanos, alienigena in alia terra. Me encantan la Historia Antigua, el software libre y abierto y la música clásica. En un mundo de “ventanas” y operaciones triunfo, ¿qué mayor sensación de sentirse extranjero en tierra extraña que esta?
Esta entrada fue publicada en El rincón de Sergéi Vasílievich, Música clásica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué habría pasado si el 3º Concierto para Piano de Rajmáninov lo hubiera compuesto Bach en su lugar?

  1. Vaya crei que este blog se trataba de alienigenas, pues estaba buscando información sobre ese tema pero veo que no trata de aliens bueno si a alguien le paso lo mismo que a mi pueden ver el reciente articulo que he publicado sobre el tema http://enigmasmisterio.blogspot.com/2012/01/alienigenas-en-los-planetas-exotierra.html
    Aunque no hables de aliens tiene un blog muy interesante le sigo de cerca. saludos

    • Muchas gracias, bobiandcompany.
      Te agradezco tus palabras, más aún cuando no era lo que buscabas.
      Ten en cuenta que el nombre está en latín, y que en latín alienígena significaba cualquier tipo de extranjero, no sólo los de otros planetas (de hecho, ellos no consideraban siquiera tal posibilidad).
      En todo caso, bienvenido.

Los comentarios están cerrados.