Gracias por encontrarnos (Delicatessen)

¿Lámpara-libro o libro-lámpara?

Hace unos días, por petición de uno de mis cinco suscriptores (el único que de hecho lee el blog), acudí a cubrir la visita del experto gastronómico de Michelín, el Sr. Peter McHay, lo que me causó no pocos trastornos, pues siendo el Sr. McHay escocés, no bebe más que cerveza checa, vino de Jerez y tinto de verano, y para colmo no habla nada más que inglés con acento de Glasgow. (Nota: distintos tipos de cerveza según la Inciclopedia checa)

Menos mal que por suerte coincidió en el evento con nosotros mi amigo Alejo Vaquerizo, también llamado Alejo el Pastor, que es un reputado experto en variados campos del saber, como el de “los fenómenos paranormales y sus implicaciones en la artesanía popular“, o “las cien mejores maneras de preparar un tinto de verano sin tinto ni Casera”, lo que resulta muy práctico en Moscú si te gusta el tinto de verano (y si no te gusta, también).

Finalmente Alejo el Pastor (también llamado Alejo Vaquerizo), quien también resultó ser un respetable conocedor de los “restaurantes de Moscú especializados en comida que casa bien con el vino de Jerez pero que a la vez también podría casar con un buen tinto de verano”, nos llevó al local que consideró mejor podía satisfacer las exigentes demandas gastronómicas del Sr. McHay.

Obviamente, con tales requisitos, el restaurante no se podía llamar de otra manera más que Delicatessen, y su dueño no podía ser otro más que el descendiente de D’Artañán, el que emigró a Rusia tras haber sido muchos años promotor turístico en Mallorca, de ahí que hable algo de español, y por eso en su restaurante se pueden encontrar los mejores vinos españoles (aunque otra historia es lo del tinto de verano).

Alejo el Pastor (también llamado Alejo Vaquerizo), D'Artañán y Peter McHay

Además Alejo resultó ser un consumado experto en la interpretación simultánea escocés-ruso-gallego y andaluz-ruso-escocés, lo que nos vino de perlas para hacer la entrevista, pues yo formulaba las preguntas en andaluz y él me devolvía las respuestas en gallego.

Un breve fragmento de la entrevista lo podéis ver aquí. Desgraciadamente aún no había llegado Alejo y por eso resulta bastante incomprensible lo que dice el Sr. McHay con su fuerte acento de Glasgow…

El problema es que, entre que el Sr. McHay hablaba escocés de Glasgow, Vaquerizo lo traducía todo al gallego y Lieski directamente no hablaba, y que el plano para llegar al local era algo confuso, pasamos por todo tipo de paisajes urbanos moscovitas, como se ve en las imágenes…

Casapuerta rusa. En ruso "касапуерта"...

Parte del itinerario para llegar al Delicatessen. Al ser un restaurante muy elitista, tienen un acceso extremadamente complicado, apto sólo para fieles y VIPs...

Finalmente llegamos al restaurante, que nos recibió con el cartel Спасибо, что нашлиGracias por encontrarnos

Спасибо, что нашли... Gracias por encontrarnos...

Unas instantáneas del entorno del local. Se pueden apreciar los potentes focos en el muro, y por eso la foto parece hecha de día y en primavera, aunque en realidad era de noche y había nevado, pero el calor de los potentes focos le da otro aspecto a la imagen.

Focos en la pared alumbrando el suelo

Por si alguien quiere visitar el sitio y no está disponible Alejo Vaquerizo, también llamado Alejo el Pastor, quien además de excelente intérprete, aúna en su persona la faceta de guía gastronómico, aquí le dejo un mapa para llegar hasta el Delicatessen por el camino más sencillo…

Mapa que elaboró Escher la última vez que vino al Delicatessen, para no perderse

Anuncios

Acerca de Alienigena in alia terra

Bienvenido a Alienigena in alia terra. Vivir en otros países conlleva que a veces te sientas como un “extranjero en tierra extraña” o, como acertadamente decían los romanos, alienigena in alia terra. Me encantan la Historia Antigua, el software libre y abierto y la música clásica. En un mundo de “ventanas” y operaciones triunfo, ¿qué mayor sensación de sentirse extranjero en tierra extraña que esta?
Esta entrada fue publicada en Con otros ojos, Historias moscovitas, Relatos apócrifos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.